Thursday, November 28, 2013

FanFic Robsten: "PARA SIEMPRE" (Robert Pattinson & Kristen Stewart) - 16vo Capitulo.

Pufff… ¿Por dónde empiezo?

No voy a pedir perdón por retrasarme, ya que he aprendido que mi salud y mis problemas van antes que lo demás. No voy a pedir perdón por ser un capítulo corto, no tenía ganas de escribir y no iba a escribir algo obligada o que no me gustase. Solo pido perdón por no contestar a la gente que ha estado estos días encima de mí.

He tenido unas semanas muy complicadas, pero ya las aguas vuelven a su cauce y todo parece ir mejor. Mil gracias por el apoyo recibido, por esas bonitas palabras, por los ánimos.

Gracias a mi amado Around The World RK, Liah, Loti, Tessa, Mimi, Marta, Cris, Carol, Haydeé, Katy y Laura. Sin ellas no sería nada, son mi mayor apoyo. Lo mejor que me ha dado Robsten y la saga son ellas.

Gracias a mi amada Ani, ella, la que me escucha, la que me aconseja, la que me ayuda, mi nueva hermana, mi tesoro, a la que quiero mucho. (KrisbianDiary)

Gracias a las putas de Robsten: Anita, Arelis, Lucia, Luissa, Maria, Maria Angel, Melisa, Noelia, Noelia, Sheyla, Valeria, Yasmín, Aleja, Ariadna, Leslie y Leticia.

Gracias a mi amor, mi sister, mi todo. Ella sabe muy bien todo lo que es para mí, y todo lo que la quiero. Gracias por todo Less.

Gracias a Irene, mí querida Vicky. Ella me soporta cada día, aguanta a esta pesada hablar de todo. Ella es una de mis mejores amigas.

Gracias a TWILIGHTICA, Franchesca, SpainBooks, LeiFer12, Agus Robsten, LostInTwilightWorld, MI NACHI, esa niña que me alegra la vida; Loreblue31, Danitta20, Alizce, Imtgcproject, Pattu, Agustina, Sandy Rosas, Elizabeth, Abigail Gonzalez de Pattinson, Rose-Lis Cullen, Martha, Stef, Kim, Paulina, AnnieMCullen, AnnieDreams, MadeleineTCullen, Tenebrae, A LA INCREIBLE MEVIOLOASHEERAN, ella es klasjkdhkhñljkS; A MI OTRO AMOR, AURORA, gracias por todo cariño; AlejandragnvRK, PFJonas_Robsten, Uwereamistake, a la pobre que nunca contesto, pero que aprecio que se preocupe por mí; Kathymjrk que siempre tiene palabras bonitas; Stupidsubmarine, RobstenKRpor100, Fanysanchez, R_Keny22, Titwel, MVsg2, TwilighterTVD, EngeCheco, Pily2700, Lupis93, edbreadboy.

MIL GRACIAS A TODOS LOS GUEST QUE ME DEJÁIS, A LOS LECTORES ANÓNIMOS Y SILENCIOSOS.

Dado por finalizado pregunto lo mismo de siempre.

¿Qué os ha parecido el capítulo? ¿Niño o niña? ¿Habéis llorado como yo? ¿Qué queréis que suceda?

No tengo mucho que decir de estos dos capítulos, solo que para mí ha sido muy duro escribir la segunda parte. Me ha salido del alma las palabras dichas, he llorado. Pero estoy orgullosa de él. Puede que sea porque ya se acerca del 16 de noviembre y hace un año que todo acabó, y el 15 (día en el que conocí a Robsten y Tay), puede que sea porque van 169 días sin Robsten, o puede que simplemente esté sensible, pero todo lo que escribo me hace llorar y me cuesta mucho más terminar un capítulo. No lo sé.

Cada review que me dejáis me ayuda a seguir adelante. Aunque solo pongas un mísero "me encanta" déjame uno. Es la mejor forma de animarme a escribir. Es una motivación.

CAPITULO ANTERIORES REVISARLOS AQUÍ :)

PARA SIEMPRE
CAPÍTULO 16.


KRISTEN POV

Ruth y Grace estaban sentadas junto a nosotros alrededor de la isla de la cocina. Mientras yo desayunaba ellas nos informaban del revuelo que habíamos causado a nivel mundial.

-No voy a confirmar nada. –dije, con un tono de voz que daba a entender que no había forma de hacerme cambiar de opinión.

-Kris, si pidiésemos en un comunicado que no se te agobie, que necesitas estar tranquila quizás podr…-corté a Ruth a la mitad.

-Ruth, lee mis labios. –dije enfadada- N.O. Ni comunicado, ni noticia, ni nada de lo que se os ocurra. No vamos a decir nada. No necesito nada de esto.

-¿Por qué eres tan testaruda? ¿No ves que es por tu bien? –Ruth se levantó de su silla y me miró seria- ¿Quieres que te estén esperando en cualquier lado y que se lancen a ti como en la bolera? ¿Quieres eso? ¿Quieres que te agobien, que te acosen y que eso pueda hacerte daño, a ti y al bebé? –guardó sus cosas- Pues haz lo que te dé la gana, siempre lo haces. Si tu hijo corre peligro será tu culpa. Luego no vengas con lloros y lamentos. –sus palabras eran cuchillos para mí. Agarró sus cosas y se dirigió a la puerta de la cocina- Deberías empezar a pensar como una madre, no como una adolescente. –dicho esto, salió de la cocina y a los segundos se escuchó la puerta de la calle. Agarré el bol donde estaba mi desayuno y lo llevé al fregadero.

-Yo la calmo. –dijo Grace. Fregué el bol mientras ella recogía sus cosas- Kris, piensa lo que te hemos dicho. Ruth tiene razón. –me dio un beso en la mejilla- Robert luego os llamamos. –Grace se despidió.

Suspiré. Al instante sentí los brazos de Robert rodearme hasta acabar en mi vientre. Apoyó su mentón en mi hombro, no sin antes darme un beso ahí. Acabé de fregar el bol y me quedé quieta, disfrutando de su contacto. Intentando tranquilizarme. Ruth era como una madre para mí y sus palabras dolían. Que ella me siguiese viendo como una adolescente que no es capaz de ver que es lo mejor para su bebé era lo que más me molestaba. Yo si me preocupaba por el bebé, me preocupaba las 24 horas del día. Él era lo más importante. Pero si yo no quería hacer un comunicado ni confirmar nada estaba en todo mi derecho.

-Cariño…-ya estaba tardando en echarme la bronca- No te enfades con Ruth, ella solo quiere lo mejor para ti. Eres como su hija, y ella odia verte sufrir. –me giré entre sus brazos.

-Rob, sabes que odio a los ppz, pero un comunicado no les va a frenar. Ellos querrán fotos, confirmaciones. Querrá que les contestemos sus preguntas… No van a parar ni con órdenes de alejamiento. –dije triste. Y eso era la pura verdad. Nada les iba a parar hasta conseguir su objetivo.

-Pero nosotros queremos lo mejor para ti… Puede que por una vez un comunicado haga algo. –besó mi cuello. Cerré los ojos. Sabía que estaba intentando convencerme. No quería que se volviese a ocurrir lo que pasó en el parking de la bolera, pero no iba a traicionar a mis principios. NO iba a hablar de mi vida privada delante de todos. No iba a confirmar nada.

-Robert, en esto no me vais a hacer cambiar de opinión, y me gustaría que no intentases llevarme la contraria con eso. –me separé un poco de él y acaricié su barba.

-¿No es negociable?

-Hemos estado muchos años haciendo frente a estas cosas. Nunca hemos hablado de nuestra vida privada. Nunca hemos confirmado o desmentido algo. Ahora no voy a cambiar de opinión. –puse un puchero- ¿Me entiendes?

-Claro que te entiendo pequeña, no quieres hacer algo que nunca has hecho, algo que nunca te ha gustado. Ellos no tienen por qué saber si estás embarazada o no. Es nuestra vida, no la suya. Pero… Creo que por una vez podríamos reducir un poco todo lo que está pasando… Hacerlo más pequeño, tranquilizar las cosas al confirmarlo.

-Robert, cariño, no sueñes. La confirmación será lo que haga que todo explote.

·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:

-¿Se nota mucho? –le dije cuando llegué abajo. Llevaba unos vaqueros oscuros, ajustados, también cortesía de Sienna, y una camiseta azul grisácea de manga corta con unas flechas que caían hacia abajo por la zona del escote. Para adornar un cinturón y la camiseta metida un poco por dentro. Mis amadas Vans negras y una chaqueta vaquera. Robert me miraba sonriente desde lo alto de las escaleras del recibidor, guapísimo con el pelo alborotado, barba de tres días y una camisa de cuadros azules. Bajó las escaleras sonriente hasta llegar a mí. Besó mis labios de manera pausada antes de recorrerme con la mirada de arriba abajo.

-Con la chaqueta puesta no se te nota nada. –besó mi nariz- Eres una embarazada muy guapa. –le sonreí y acaricié su barba.

-Me encanta.

-Ya lo sé…-ronroneó. No pude evitar reír- Vamos bruja. –me dio un azote en el culo antes de dar mi mano y salir fuera.

-¿Bruja? ¿Yo? –dije mientras montábamos en el coche.

-Tú. Que me cautivas, que cada mañana me atontas solo con verte…. Estoy en tus fauces. –besé su mejilla y el arrancó.

-Yo me veía más como una diosa

-Lo eres, lo eres. –la verja se cerró detrás de nosotros- He hablado con Sean, me ha dicho que hay ppz por la entrada principal de la urbanización y por la lateral, pero no los hay por las demás. Tardaremos más en llegar si salimos por el otro lado, pero evitamos fotos.

-Pues vámonos. –puse música y Robert agarró mi mano con la que tenía libre.

·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:·:

-La Boheme… Muy apropiado, ¿Quién lo ha escogido esta vez? –preguntó Robert mientras entraba en el parking privado del restaurante.

-Mmmm… Creo que fueron Lee, Jackson, Christian, Kellan y Chaske, pero no estoy segura. –dije dudosa.

-Como no… Al menos la comida aquí es genial, y los reservados. Hace dos años acabamos en el Burger King. –reímos al recordar eso.

-¡Lo pasamos bien! Acabamos jugando en el parque de juegos. –ese día habíamos quedado para cenar todos, pero hicieron mal la reserva, así que acabamos comiendo comida basura en el primer Burger King que encontramos, para nuestra suerte casi vacío. Robert aparcó al lado del coche de Taylor.

-¿Lista? –me miró antes de bajar. Peter, Elizabeth, Nikki, Ashley, Jackson, Kellan, Taylor, Chaske, Julia, Boo Boo, Gil, Michael, Jamie, Dakota, Mia, Christian, Maggie, MyAnna, Rami, Angela, Lee, Alex Rice, Sarah, Billy, Xavier y Anna habían confirmado la asistencia a la cena. Solo Peter, Elizabeth, Nikki, Ashley, Jackson, Kellan, Taylor, Anna y Mia sabían que estaba embarazada.

-Ya estamos aquí. –dije dándole la mano. Los chicos habían prometido no decírselo a nadie, y habían cumplido su palabra. Ahora, algunos más se enterarían de la noticia, y tampoco es que me importasen. Eran mis amigos. Subimos a la recepción. Solo con vernos, una chica vestida con uniforme negro y rojo nos condujo hasta un pasillo. La decoración del restaurante era entre gótica, extravagante y medieval, con objetos decorativos venidos de todas partes del mundo. Arañas con velas y cristales colgando de sus brazos, cuadros antiguos, todo decorado en madera. La verdad es que el aspecto era impactante, pero la belleza contrastaba haciendo de él un lugar mágico.

-El último reservado es el suyo. –dijo la chica, parándose al comienzo del pasillo.

-¿Han llegado ya todos? –pregunté.

-Hace unos cinco minutos llegaron Ashley Greene, Dakota Fanning y Nikki Reed, junto a Taylor Lautner Kellan Lutz. Ustedes son los últimos.

-Gracias. Hasta luego. –Robert tiró de mí.

-Que pasen una buena velada. –se despidió. Avanzamos hasta el final del pasillo, al lado de la puerta del reservado había dos chicos. Se escuchaban las voces desde fuera.

-Me dan miedo, estos son capaces de mucho. –dije.

-Tontita, has trabajado 6 años con ellos. –Robert levantó mi mentón y me dio un tierno beso- Vamos. –sonrió, algo que me contagió.

-Buenas noches. –dijeron los dos chicos a la vez, vestidos de negro. Abrieron las puertas y nos dejaron pasar. Dentro estaba decorado igual que fuera, y una gran mesa en forma de cuadrado, con un hueco en el centro, estaba en el centro de la sala. Todos parecían haber llegado ya.

-¡Kristen, Robert! – Taylor estaba pegado a la puerta. Le sonreí como una tonta, me solté de Robert y le eché los brazos al cuello. Al instante estaba dando vueltas en volandas por la sala mientras Taylor reía. Escuché como empezaban a hablar más fuerte todos a la vez, y mi nombre mezclado con el de Robert y muchas risas. Me puso sobre el suelo y me abrazó fuerte- Felicidades mamá. –susurró. Me agarré a él y le di un beso en la mejilla.

-Te he echado de menos. No vuelvas a irte tan lejos. –Taylor había estado 3 meses grabando en España y no nos habíamos visto.

-Nunca. –besó mi frente y me dio otro apretón antes de soltarme.

-¡Kriiiiiisteeeeen! –sabía que significaba eso. Ashley, Nikki y Julia me abrazaron a la vez, riendo y llenándome de besos, como hacían siempre que nos veíamos. Como pude las abracé a las tres, un poco difícil ya que estaba en el medio. Hacía unos cuantos de meses que no nos abrazábamos las cuatro a la vez.

-Vale… me asfixio… socorro –dije riendo. Ashley, que me abrazaba por el frente se separó de mí y me agarró las manos.

-Veamos…-me inspeccionó de arriba abajo. Los demás esperaban para saludarme o saludaban a Robert- Demasiadas capas…-Ash empezó a desabrochar los botones de la chaqueta. Yo solo pude reírme.

-Ahora mismo me recuerdas a una duende de pelo corto muy hiperactiva…- sonreí.

-¿Ashley se puede saber qué haces desnudando a mi novia? –dijo Robert gracioso desde el otro lado de la sala. Estaba acompañado de Peter, Taylor, Maggie, Jamie y Kellan.

-No la desnudo, solo busco una cosa. –acabó de desabrocharme la chaqueta y al instante gritó- ¡Kristen nunca pensé ver esto! ¡Por dios que cosa más mona!

-¡Ashley no la acapares! La mitad no la hemos saludado y no sabemos de qué hablas. –MyAnna y Dakota agarraron mis manos y me alejaron de ella. MyAnna me abrazó primero- Kristen demasiado tiempo sin vernos.

-Mucho, desde navidades. ¿Te gustó rodar en Rio? –pregunté sonriendo. MyAnna había estado dos semanas en mayo grabando en Rio de Janeiro.

-Es precioso, ya entiendo que te enamorases de ese lugar. Si algún día me caso ahí será mi luna de miel.

-Kris, cada día más guapa. Te he echado de menos. –Dakota agarró pasó un brazo en torno a mi cintura. La imité y besé su mejilla.

-Yo no fui la que se fue a vivir a New York. –dije exagerando el "New York". Las tres reímos.

-El amor…-Dakota estiró las letras y suspiró haciéndonos reír.

-Stewart, ¿Ha escarmentado Pattinson? ¿O tiene que dislocarse el hombro otra vez? –Boo Boo, Alex, Gil y Chaske se acercaron a nosotras. Boo me abrazó.

-Creo que la próxima vez le desencajaré yo el hombro. –le devolví el abrazó y me acerqué a Alex- ¡Guapísima! ¡Felicidades! –Alex había tenido una pequeña niña hacía unas semanas. Se llamaba Alison y era una verdadera monada.

-Gracias, tenéis que venir a casa a conocer a la pequeña. –nos abrazamos. También saludé a Gil y Chaske a los que realmente llevaba tiempo sin ver. Me encantaba que nos volviésemos a juntar todos.

-Cariño. –Elizabeth, Jackson y Peter aparecieron detrás de mí- Felicidades Kristen.

-Gracias Elizabeth. –La abracé fuerte. Nos quedamos unos minutos así- Gracias por todo el apoyo, por todo. Te he echado de menos.

-Pequeña, para lo que quieras. Quise visitarte en cuanto saliste del hospital, pero me enteré que estabas un poco ocupada con la familia. –reímos y nos separamos. Agarró mis manos- Ya me esperé a vernos hoy.

-Yo también tenía muchas ganas de verte. A ti y a todos. –me giré a Peter y Jackson. Los abracé.

-Estás muy guapa. La niña se hace mayor. –Peter me revolvió el pelo.

-La niña se hizo mayor hace tiempo pero no nos dimos cuenta. –Jackson me sonrió- Felicidades, Kristen.

-Muchas gracias chicos.

-El papá está contento. –Peter miró a Robert.

-Oh sí, mucho.

-Enana. –la voz de Jamie me hizo girarme. Estaba acompañado de Rami, Ángela, Maggie y Lee.

-Rubio egocéntrico.

-Vampira chupa sangre.

-Cazador de Sombras.

-Ajos.

-PATO.

-¡Vale! ¡Tú ganas! –Jamie me abrazó y me dio dos besos.

-¡Otro al que se le pegan las costumbres españolas! Os ha dado fuerte por España. –le saqué la lengua.

-A Lily le encantó España. Está pensando en comprar una casa allí.

-Vivir la vida. –me acerqué y saludé a Rami, Ángela, Maggie y Lee. No los veía desde noviembre. Ya iba siendo hora de un encuentro. Michael, Christian, Xavier y Mia vinieron después. A estas alturas ya no sabía a quién había saludado y a quién no.

-¡Kris! –Kellan me abrazó por detrás, dándome una vuelta por el aire.

-Sigues en forma.

-Eso siempre muñeca. –puso voz de tipo duro.

-Eso no te pega. –reí.

-¿Estás mejor? –pasó un brazo por mis hombros. Casi todos estaban ya a nuestro alrededor. Robert sonreía enfrente mía mientras hablaba con Ashley y MyAnna.

-Sí, ya me encuentro recuperada del todo. Gracias por haber llamado estas semanas Kellan, creo que Robert necesitaba más que o que la gente le dijese que las cosas iban a salir bien. –volví a abrazarle.

-Es que todo iba a salir bien. Loti está deseando verte. –Kellan llevaba un año saliendo con una chica española. La había conocido el verano pasado y enseguida nos hicimos amigas. Ella amaba la fiesta, era muy divertida y amable. Habíamos quedado un par de veces.

-Venir a casa cuando queráis. –le pellizqué en el culo, haciéndole saltar y reír- ¡Pero esta vez mantente alejado de la piscina!

-¿Tienes miedo Stew?

-¿Yo? De nada. –rompimos a reír. En octubre Kellan y Loti estuvieron en casa. Él jugando con Bear tropezó y acabó en el agua.

-¿Y Billy y Sarah? –les pregunté.

-No podían venir. Olwyn y Rowan están enfermas y Sarah se ha tenido que quedar, y a Billy le ha surgido un compromiso familiar y no podía faltar. Los dos mandan recuerdos a todos. –Nikki habló. Sentí el pecho de Robert detrás de mí. Me apoyé en él. Enseguida llevó una de sus manos hasta mi tripita.

-¿¡Entonces es verdad!? –Gritó en ese momento Julia, mirándonos muy sonriente- ¿Estás embarazada? –sonreí como una tonta y me mordí el labio.

-De 14 semanas. –dije orgullosa. Al instante ya no estaba en los brazos de Robert. Pasaba de mano en mano, siendo felicitada por todos. Con grandes sonrisas en sus rostros nos daban la enhorabuena de mil formas distintas. Por encima de todo nos habíamos convertido en una gran familia. Si uno estaba feliz todos lo estaban, si uno lloraba los demás le consolaban, sacándole una sonrisa. Habíamos establecido lazos irrompibles con el tiempo. Unos más, otros menos, pero todos estábamos unidos. Juntos habíamos afrontado muchas cosas, habíamos pasado horas y horas en el mismo set grabando, habíamos compartido ropa, comida, cama, risas, lloros, alegrías, bromas, peleas, casa, escenario, alfombra roja, mesa… Habíamos dado un nuevo significado a la palabra "cast". Cuando nos preguntaban por nuestros compañeros de reparto a nuestra cabeza se venía la palabra familia. Con algunos llevábamos casi seis años, con otros menos, pero nadie nos quitaba todo lo vivido. Habíamos crecido juntos, y no solo en edad, sino en saber y persona. Si hacía memoria y miraba atrás era imposible no recordar todos los momentos vividos. Ellos formaban parte de mi vida, de una manera que muchos no entendían, que otros criticaban, pero que para mí era especial. Todos me habían enseñado cosas, ayudado en mis peores momentos. Me habían cuidado y protegido. Me habían querido. Ver ahora como sonreían y me deseaban lo mejor hacia que mi corazón se dilatase de alegría. Sabía que en todos ellos siempre encontraría un gran apoyo.

-¡Ay! Que Kristen se nos ha hecho mayor demasiado deprisa. –Elizabeth volvía a abrazarme y esta vez lloraba.

-¡Eliza! No llores. –me agarré fuerte a ella. Elizabeth era otra de mis madres. Prácticamente había vivido con ella la etapa más dura de mi vida. El comienzo de todo, Isabella Swan, la época alocada de juventud. Ella me había guiado, había agarrado mi mano había tirado de mi hacia delante más de una vez.

- Cariño tú eras todavía una niña cuando empezamos a trabajar juntas…-nuestros acompañantes no pudieron evitar reír- ¡Vale una niña de 17 años! Pero nadie puede negar que Kristen era la niña de todos… Y verla convertirse en mamá, no sé, es algo muy grande y especial para mí. –acaricié sus mejillas. Ya sentía el nudo hacerse en la garganta- Tú, Kristen eres un ejemplo de coraje, valentía, superación, y una vez más vas a demostrárselo al mundo. Pequeña, con solo 24 añitos tienes a todos comiendo de a palma de tu mano, estrellas de cine, directores, todos se han quitado el sombrero ante ti, todos. Todo el mundo está a tus pies, y tú eres tan humilde que te agachas y te pones a su altura porque no quieres sentirte por encima de los demás. –las lágrimas caían por mi rostro. Ahora era ella la que limpiaba mis mejillas- Te mereces ser feliz, y la alegría que eso me da es… lo es todo. –Sonreímos- Alguien me dijo algún día, "no necesito que sea real, solo que sea posible. Yo tengo la fuerza necesaria para alcanzar la meta" y ese mismo día consiguió dejar de piedra hasta a las estrellas. Y unos meses después todo Cannes se giraba para aplaudirla.

-Gracias. –susurré.

-Haber quien hace ahora que deje de llorar. –Robert me miraba desde un lado. Todos reímos. Eso era cierto, había abierto el grifo, y era imposible cerrarlo fácilmente.

-Yo sé cómo hacer que deje de llorar. –Taylor se iba a acercar a mí, pero retrocedí y levanté las palmas de las manos.

-La última vez que me dijeron eso acabe de cabeza en el mar. –solo de pensar la escena todos volvieron a reír.

-¡Ven aquí! –Tal me alcanzó en un visto y me abrazó- Te tengo una sorpresa.

-¿Una sorpresa? –le dije con voz de niña ilusionada, y no podía negar que lo estaba. Las lágrimas poco a poco dejaron de salir. Me separé de Taylor y Julia me secó las últimas gotas que rodaban por mis mejillas. Taylor agarró una bolsa que estaba al lado de su chaqueta.

-¡Ay yo tengo otra! –Ashley corrió al fondo de la sala y agarró dos bolsitas. Robert llegó hasta mí. Agarró las solapas de mi chaqueta y la deslizó por mis hombros, hasta llegar al final y deshacerse de ella. En un micro segundo la colgó en una de las perchas y volvió a mi lado. Me agarró por la cintura.

-Dejar que Kristen se siente, se debe de cansar pronto. –Kellan nos empujó hasta que uno de los sofás quedó a mi alcance.

-Otro sobreprotector no…-gemí- Con Robert, el Hobo y mi familia tengo demasiado. –aunque era verdad que ahora me cansaba muy rápido al estar de pie y me dolía la espalda.

-TE deben de llevar en palmita. Pobre de ti. –Boo Boo se sentó en el suelo. Algunos imitaron su gesto. Peter, Elizabeth, Nikki, Jackson, Anna y Mia aparecieron con más bolsas. Jackson le dio una a Kellan.

-¿Se puede saber que se os ha pasado por la cabeza…? –dije abriendo los ojos al máximo- ¿Alguien más quiere darme un regalo?

-Dame unos días. –dijo Maggie.

-Si. Pronto te haremos una visita. –Ángela se sentó en el reposabrazos del sofá.

-Odio los regalos. – e hice un puchero.

-Sí, pero estos no son para ti. – Ashley me tendió las dos bolsitas. Le di una a Robert que estaba sentado a mi lado y yo me encargué de sacar el contenido de la otra. Unas pequeñas Converse rojas y un body blanco con guitarritas se escondían entre papel de seda. Robert sacó de la otra una colección de chupetes de formas graciosas, como la nariz de un cerdo y una calavera.

-Ohhhhh, ¡Pero qué cosa más pequeña! –dije poniendo el par de Converse en la palma de mi la mano. Todos hicieron comentarios sobre ellas- ¡Son súper graciosas! ¡Y los chupetes!

-Mira que body tan pequeño, parece de juguete. –MyAnna agarró el body de guitarras y se lo enseño a todos.

-Gracias Ash. –dijimos Rober la vez. Ashley se inclinó para abrazarnos. Esos fueron los primeros de muchos regalos. Taylor nos regaló otros dos pares de Converse azules y un disfraz monísimo de cabeza. Alegó que no pudo evitar comprarlo cuando lo vio. Peter un pequeño peluche en forma de conejo y un conjunto de bodies, de rayas, con puntitos yuno adorable con un bigote y sombrero. Kellan dio por supuesto que iba a ser niña y nos regaló un conjuntito rosa de falda y sudadera y unas botitas de agua rojas. Todo era muy pequeñito, y como dijo antes MyAnna, parecían de juguete. Nikki nos regaló otra colección de chupetes, esta vez con dibujos de animales, tres bodies y dos pares de zapatitos, también de animales. Jackson nos regaló tres peluches y varios sonajeros, explicando que Sheila prefería esperar a saber que sexo sería para comprarnos algo más personal. Anna nos regaló dos pijamitas, uno azul y otro verde, los dos de Dior, añadió que ya el pequeño, o pequeña le quitaría el puesto de Imagen de Dior pronto a su papa, había que ir preparándolo. Mia nos regaló otro par de pijamas, esta vez de Chanel. Íbamos a tener un bebé muy mimado. La última fue Eliza, que nos regaló una delicada esclava de platino, para que más adelante grabásemos los datos del bebé. Era un regalo precioso, estaba desenado grabarlo. Sabía que esto solo era el comienzo de una gran lista de regalos que recibiríamos, y que los mismos que no habían regalado hoy nos volverían a regalar. Esto solo era un pequeño adelanto. Ante las expectativas de Robert no volví a llorar. Estaba tan emocionada y feliz con todas las cositas para nuestro bebé. Se podría decir que estaba en modo hiperactivo. Todo era precioso. Parecía muy delicado. Estaba deseando ir comprando cositas para el bebé.

.

MI barriguita fue lo siguiente que acaparó la atención. Todos tocaron. Cada vez era más notoria, y descubrí que al contrario de lo que pensaba, me gustaba que acariciasen mi vientre. Por una vez me gustaba presumir de algo, y eso era mi futuro bebé. El orgulloso papá no se apartó de mí ni un solo momento. Tenía una sonrisa de tonto en la cara y disfrutaba hablando de mi embarazo. Ya cenando, contestamos todas sus preguntas, y me atreví a hablar de la pérdida del otro bebé. Fue duro, pero no hubo momento en que no notase el apoyo que todos me daban, el cariño. Era algo increíble, sentir como podía hablar con toda la tranquilidad del mundo sobre cualquier tema con ellos. En ningún momento me hicieron sentir incómoda o triste, al contrario, me hicieron reír. La mayoría de la cena giró a nuestro alrededor. Querían saber caca pequeño detalle del embarazo. Desde como reaccionamos cuando nos enteramos hasta como me sentía.

"No pensé ver tan pronto esto. –dijo Dakota- Todo esto me trae buenos recuerdos. Esta situación trae a mi memoria las grabaciones de Breaking Dawn 1"

En ese momento la conversación dio un giro de 180 grados. Nos encontramos hablando de los proyectos de cada uno, de las películas que ya habíamos estrenado, de los premios, del trabajo en general. Casi todos estaban ocupados, pocos tenían vacaciones en julio y agosto. Habían preferido dejarlas para más adelante y aprovechar las buenas oportunidades que les daba la vida. Eso me recordó una cosa. Robert tenía película pendiente…Y se supone que en do semanas comenzaban las grabaciones. Mentalmente me dije a mi misma que debíamos de hablar de eso. Casi al instante Chaske me sacó de mis pensamientos preguntando qué haría yo con todos mis proyectos.

"Ahora lo más importantes es el bebé y mi salud. No quiero arriesgarme."

Recordamos también anécdotas y viejas memorias que guardábamos de nuestra época de rodaje de Twilight. La melancolía nos inundó. Pero no una melancolía mala, sino una buena, que nos hizo recordar todo lo ocurrido y hablar de ello.

"Lo echo de menos" dije de golpe.

"No eres la única, muchas veces imagino que volvemos a juntarnos todos en el mismo set, que nos reencontramos con nuestro viejos y amados personajes, que nos volvemos a fusionar con ellos." Creí ver a Nikki lagrimear.

"Creo, que de momento esa ha sido la mejor época de mi vida, y con gusto volvería a entrar en la piel de Edward. Aunque se, que él nunca me abandonó." Robert agarró mi mano.

"Sabéis…creo que ningún personaje me ha llenado tanto como Billy"

"Leah"

"Seth"

"Carlisle"

"Esme"

"Sam"

"Jacob"

"Aro"

"Jessica"

"Nunca nos podremos olvidar de ellos. ¡Claro que son lo más importante! Con ellos hemos vivido muchas cosas. Crecimos. Somos parte de algo muy grande" las lágrimas volvieron a caer por mis mejillas "Y si me pidiesen que volviese a encarnar a Bella lo haría, con ansias, con ganas. ¿Por qué? Tal vez no quiera avanzar, no quiera decir adiós… Tal vez tenían razón cuando dijeron que esto iba a cambiarnos la vida. Yo soy parte de eso, estoy orgullosa de ello. Bella Swan es real, lo es mi corazón, lo es desde que conseguí ese papel. Y nunca, nada me hará que yo me desprenda de ella. ¡Claro que volvería a la piel pálida y las lentillas doradas! Aunque haya dicho mil veces que debo seguir adelante, que Bella es un principio, pero no el final, yo sé que en el fondo lo que quiero es volver a encarnarla hasta sentir que somos una. Reuniros a todos en una habitación y volver a casarme. Entrenar con vosotros horas en el gimnasio. Hacer el tonto en los descansos. Enamorar a miles de personas, hacer sonreír a las Twilighters. Recorrer una alfombra roja con todos vosotros y ver como miles de personas nos dan las gracias por esos maravillosos años. Repetiría todo hoy, mañana y siempre. Porque yo no solo soy Kristen Stewart, soy Bella Swan." Para ese entonces lloraba como una niña pequeña, pero no solo yo. Prácticamente todas las chicas lo hacían, Peter, Jackson, Taylor, Rami. Todos soltaban alguna que otra lágrima y asentían emocionados.

"Stewart, tú por encima de todos nosotros eres el alma de esto. Tú le das sentido a ese Forever final, a esta saga que nos marcó a todos. Tú y solo tú podrías hacer llorar a Kellan con tus palabras" A mi lado, Jackson me abrazó mientras yo seguía llorando y prometiéndome que Bella siempre, siempre, siempre sería mi todo.

.

El resto de la noche fueron recuerdos, lágrimas, bonitas palabras y promesas.

"Kristen, te prometo que nos volveremos a reunir todo, no como Taylor, Jamie, Maggie, Ashley… sino como Jacob, Cayo, Irina, Alice." Dijo esta última mientras se limpiaba las lágrimas. "Aunque tenga que llevarlos yo misma uno por uno"

"Todos juntos" Gil abrazaba a Mia.

"Para rememorar eso tan grande, de lo que fuimos parte" Lee se puso de pie.

"Ese FOREVER" Dakota y Alex lloraban a moco tendido.

.

La cena fue maravillosa, y aunque hubo lloros y lágrimas creo, que esa noche todos volvimos a sentir a nuestro compañero dentro. Bella, Edward, Jake, Alice, Jasper, Carlisle, Esme, Rosalie, Emmett, Aro, Cayo, Jane, Carmen, Sam, Leah, Seth, Billy, Eleazar, Irina, Tanya, Benjamin, Tía, Garret, Jessica, Riley, Sue… Todos acompañaron esa noche, demostrándonos que no nos abandonarían, demostrándonos que esto era algo más que una simple película.

Rondando las tres de la mañana el sueño podía conmigo. Nos despedimos de todos y nos ayudaron a llevar las bolsas al coche. Prometimos quedar más a menudo y, Peter, Elizabeth, Nikki, Taylor, Ashley, Jackson, Kellan y sus respectivas parejas quedaron con Robert para hacer una barbacoa en unas semanas. Muerta tanto mental como físicamente me quedé adormilada en el coche. Sentí como Robert aparcó el coche. Como pude me bajé. Al instante tenía al lado a mi amor para ayudarme a llegar a la cama sin matarme.

-No sabía que estar embarazada fuese tan difícil…-bostecé- Siempre tengo sueño.

-Tú eres una embarazada muy fuerte. –a mitad del camino Robert me cogió en brazos, subió las escaleras y llegó a nuestra habitación. Me sentó en el borde de la cama y besó mi frente. Me desvestí mientras él iba al coche a por las bolsas y entraba a Bear y Bernie dentro. Una camiseta de Robert era mi pijama. Entre las sábanas le esperé, intentando no dormirme. A los pocos minutos apareció. Se puso sus pantalones del pijama mientras yo miraba. Una sonrisa se dibujó en su rostro. Se acostó a mi lado y enseguida me atrajo hasta su pecho.

-Descansa mi vida. –me besó tiernamente- Buenas noche bebé. –llevó el brazo que me rodeaba a mi vientre y empezó a acariciarlo.

-Buenas noches cariño…

Esa noche soñé. Volví a ser Bella. Volví a correr por el bosque. Volví a mi hogar.
_______

Por último tengo una buena noticia.

¿Quieres ser un personaje de Para Siempre, que salga durante todo el fic? Es muy fácil, hay dos personajes.

¿Cómo conseguirlo?

La primera forma es teniendo una idea original para un futuro capítulo de Para Siempre, que se usará. Hay que elaborarla un poco y enviármela al correo twilightfacts arroba Hotmail punto com. La idea puede estar en cualquier espacio temporal comprendido entre el final del capítulo 16, y año 1016. Debe tener un mínimo de 500 palabras. La persona con la idea más origina será uno de los personajes secundarios de este fic, y aparecerá a partir del capítulo del día 6 de diciembre.

La segunda es haciendo publicidad de Para Siempre mediante Twitter, con el hashtag #ParaSiempreFanfic o nombrándome _TwilightFacts_; o mediante Facebook, nombrándome "Aroa Barranco". La persona que más ayude será uno de los personajes secundarios de este fic, y aparecerá a partir del capítulo del día 6 de diciembre.

IMPORTANTE: EL CONCURSO SE CERRARÁ EL DÍA 4 DE DICIEMBRE A LAS 00:00 HORARIO DE L.A.

IMPORTANTE: ME PONDRÉ EN CONTACTO CON LOS GANADORES EN LAS 24 HORAS SIGUIENTES AL CIERRE DEL CONCURSO. SI NO SE CONTESTA EL PREMIO PASARÁ A OTRA PERSONA.

CUALQUIER DUDA, CONSULTARME POR TWITTER.

Creo que no tengo nada más que decir.

GRACIAS POR LEER Y APOYARME.

Aroa.

No comments:

Post a Comment